Tweet to @LeonLeoncio

domingo, agosto 27, 2017

11.- EN COLOMBIA CON LOS COLOMBO

Directo a Bogotá, en el aeropuerto recibidos con la Cumparsita, y la voz de Bienvenida les pareció era la de uno de los Colombo, que tenían en La Falda la propaladora,  caída en desuso por la queja de los Aldet de la calle Paraná, por el parlante colocado en la entrada de su casa que los despertaba a las once de la mañana cuando empezaba la transmisión, debieron emigrar hacia el norte y los recursos tal ves sólo le alcanzaron para llegar a Colombia.

En el Museo del Ejercito se noticiaron de los pormenores de la guerra interna y otros aspectos militares a futuro, de allí a la Casa de la Moneda y  caminata en las inmediaciones de la Casa de Nariño, ya no de tres en frente como bochófilos sino en tres en fila como los pelotones que desfilaban en las inmediaciones, que les hizo presumir necesitaban siempre una guerra para dar ocupación a esa gente.

En una de las tiendas de rezagos del ejército compraron borceguíes marrones para reemplazar las alpargatas que ya se les habían puesto bigotudas, el Negro Cavilante polainas de desfile, debajo del escudo del club de La Falda se colocaron uno del 3 de infantería y cuando pasaron por la casa presidencial al escuchar el tema  Cuando los Santos Vienen Marchando, tal vez ordenado por Premio Nobel de la Paz presidente de Colombia Manuel Santos, a los tres le rodaron algunas lágrimas.



El mate lo reemplazaron por Coca Cola, en desayuno almuerzo y cena, tanto en la Capital como en Medellín donde fueron a rendir homenaje a Gardel donde había muerto en una tragedia aérea  en el aeropuerto, una nube con forma de sombrero se poso sobre ellos, bien helada en Cartagena de Indias, donde al descender del avión sintieron derretirse por la humedad y el calor,  comparable a Batumi en la costa el Mar Negro con igual sensación padecida por el autor a las doce de una noche de verano.

No se sintieron muy cómodos con la población de africanos  en la costa e islas adyacentes,  rezago de esclavos que no pudieron ser vendidos, dispersados en la zona, Negros somos nosotros dijo el Negro Cavilante, en alusión a su color marrón subido, por cuanto  Argentina carece de población africana, sólo teníamos uno, el Negrito Charol que enseñaba guitarra y era de la ciudad de  Cosquin y está muerto, y ahora es blanco fundido en las nubes.

                     

Rindieron homenaje a Blas de Leso el medio hombre sin un brazo y sin una pierna que comandó la resistencia que derrotó a la invasión inglesa y que curiosamente en esos días también efectuara el Príncipe Carlos de Inglaterra de visita en Cartagena, después de recorrer la ciudad amurallada una de las maravillas de América, con estilo sólo roto por la casa que se construyó García Marquez, se dirigieron a Santa Marta a encontrarse con el fantasma de Bolivar  en la casa donde lo alcanzó la muerte, que se quejó por el atropello de Chavez que "desenterró" sus restos para analizar el origen de su muerte.

lunes, agosto 21, 2017

10.- GALÁPAGOS

La tripulación quería partir, la troica permanecer para completar la observación de la isla, lo resolvieron a la argentina, con una partida de truco, un sexto con flor, con barajas españolas a las que le sacaron las sotas, como hacían en el Club La Falda, Pajarito y Getón Sosa, para que se diera mas juego.

El resultado era dos veces cantado con la ayuda de los fantasmas y los diablos que les miraban las cartas a los inocentes tripulantes se resolvió en tres manos cantada la contra flor al resto y partida terminada.

Raudamente se encaminaron a la playa de Bahía Toruga, detenidos a comprar agua en el puesto de entrada del sendero, hablaron con el vendedor, de edad incierta, era un pirata que había quedado abandonado cuando partiera su nave mientras  dormía la siesta.

Había conocido a Darwin con quien departiera sobre sus viajes y el paso previo por Argentina e incluso lo había asesorado sobre el proceso de evolución también con  las tortugas que habían viajado desde Marte hasta  la Tierra, quienes le habían relatado de las vicisitudes pasadas  por la sequía marciana en virtud de la cual debieron desarrollar su sólida caparazón que les hacía de vivienda y protegerse de las partículas del viento solar que antes impactaban en el agua. Nada le dijeron de la formación de Fobos y de las naves que habían quedado allí arrumbadas.



Caminaron durante algo mas de media hora entre tunas convertidas en árboles por el sendero que los llevó hasta la costa, playa totalmente blanca, profusamente habitada por negras iguanas que se solazaban de la soledad humana, la arena estaba formada casi exclusivamente por los restos de las conchas marinas, porque el sustrato del suelo era negro propio de zonas volcánicas, tal hizo conocer Matusalem, como lo nombraran al viejo vendedor de agua,  al mostrar como se descascaraba el revoque realizado con esa arena por la descomposición del carbonato de calcio.

El trayecto estaba vacío de pájaros, y tal vez de almas, percibieron que transitaban por una atmósfera carente de habitantes, faltaban espíritus en la zona igual que en Characato en las inmediaciones de la ciudad de La Falda, que no tiene campo santo.






miércoles, agosto 16, 2017

9.- MEDIO MUNDO APROXIMADO

Henchidos casi  virreinales, parten con destino a la tierra de donde provenían los Incas, Ecuador, el medio del  mundo, después de atravesar longitudinalmente el desértico territorio que bordea el frío pacífico,  amarronado y árido.

La tripulación a pesar de tener conocimiento que los aviones se mantienen en el aire por la ajustada tecnología y sabedora que llevaban además otra tripulación invisible que controlaba su tránsito,  en ningún momento se desprendió del paracaídas "por la dudas" que llevaban puestos.

Primero Quito en el aeropuerto céntrico ya en proceso de desmantelamiento, que festejaron con alborozo todavía no estaba operativo el nuevo que exigía  una hora  para cubrir la distancia al que además debían regresar para viajar a las islas Galápagos, tal efectuaron dos días después de su paso por el monolito que señala el punto del trópico de Ecuador en tierra de aborígenes  bien antiguos que noticiados de su llegada los esperaron ocultando el Sol con sus espectros.



Ascenso al Panecillo, un monte que se encuentra como parte de la ciudad, desde donde la vieron en 360 grados, plaza central histórica y una confitería para tomar un cafe, que no había, algo dificil de coprender a habitantes de La Falda, con tantas confiterías y bares, pero no, solo un sucucho impresentable.

Tan cerca de Quito tan lejos en clima, allá llueve acá nunca, se sentaron en uno de los bares de la zona turística que rodea el hito, a jugar con el pensamiento, las nubes le contestaban a los enigmas que les planteaban por la contraria, eran las primeras clases  de decodificación, cada uno ensimismado en los suyo obtenía la respuesta conforme a su leal saber y entender.



Claro no sabían si las que contestaban eran auténticas nubes corporización de los dioses, o los espectros de los antepasados que tenían otro método de comunicación.

En ese momento extrae el Negro Cavilante un GPS y registra el error de que el medio del mundo se encuentra 800 pies al norte, y como tenía su pie del tamaño de Hércules, que da origen a la unidad de medida, hace el recorrido pie tras pie y planta una estaca en el punto justo.

Lamentablemente se perdió la foto del acto de fijación de la estaca, tomada con la cámara y fijada con el GPS que le entregó el Tío Manasse pidiéndole al Negro que verifique si estaba bien señalizada la mitad del mundo porque había leído en la BBC que había un error y lo mismo hiciera en Londres con el meridiano de Greenwich.



Previo stop en Guayaquil donde llevaron una ofrenda floral al monumento que recuerda el encuentro entre San Martin y Bolivar, volaron a Las Islas Galápagos,  aterrizaron en la única pista existentes en una isla vecina que dejaron los norte americanos después de agotar sus estudios en la zona.



Poca tortugas gigantes guardadas en reservas, muchas iguanas en los litorales marinos, pocos pájaros, si pelícanos que eran alimentados con los restos de los pescados que eran trozados por los pescadores, una flora que dificultosamente se desarrolló en un suelo volcánico, pero lagartijas por doquier.

Una atmósfera sensacional que les embargó el alma fue el tiempo pasado por  largas horas en el embarcadero de la caleta, que fuera refugio de  piratas, contemplando las lanchas que iban y venían con pasajeros de las embarcaciones ancladas a distancia ante la posibilidad de hacerlo mas cerca por falta de profundidad .




miércoles, agosto 09, 2017

8.- PERÚ

La ciudad de La Paz y el Machu Picchu  famoso por los fenómenos para normales que experimental los viajeros que lo visitan, no faltaron cuando el avión sobrevolaba el pico se produjo la sacudida tenebrosa de la nave, acompañadas por la música lastimosa de la hélices que entonaban el Cóndor Pasa mientras  por debajo los sobrepasaba la formación a escuadra de  las aves.



Por arriba el globo aerostático El Pampero, perdido cien  años antes en la ciudad de Buenos Aires surcaba el firmamento y en el canasto se lo vio a Romero y Newbery agitar sus sombreros en señal de respetuoso saludo a la nave argentina y como entonce perderse nuevamente rumbo al Este.

En Lima los esperaba una comitiva presidida por un descendiente del último virrey, vestido a la usanza de la época  con varios copas de pisco ya ingeridas, que no podía mantener la verticalidad, pero su curvatura favoreció las señas que hacía con una linterna para que puedan localizar la pista, sabido es la niebla permanente en la ciudad y lo aviones deben aterrizar por instrumentos, de los que carecía el DC 3.

Se hospedaron en el hotel Bolivar, no sin antes rendir su homenaje al general San Martin en la plaza de enfrente, se sacaron algunas fotos del coche de época que se encuentra en el hall y por ser un trino como si fueran una sola persona ocuparon la misma habitación.

Temprano por la mañana a la biblioteca fundada por San Martín, pidieron consultar el libro Cosmogonía 2009 de Boyajian, que los bibliotecarios festejaron alegremente por que al fin alguien solicitaba ese libro, que había entregado años antes el autor sin poder articular palabra por la emoción cuando a su ingreso le informaron quien había creado la biblioteca que festejó Galope  por no ser el único llorón.

Cebiche mediante transcurrió el almuerzo, previo al programa que se cumplió a la tarde en las catacumbas, debajo de la iglesia de los Franciscanos, que creían era otra iglesia tal se mencionaba que en ellas se reunían los primeros cristianos y sorpresa grande encontrarse con el cementerio de Lima, al que se arrojaban los muertos por una boca desde el centro de la nave después del oficio religioso, así caminaron entre los osarios bien completos sin articular palabra respetuosos del silencio a los muertos.

De allí al otro cementerio, el museo del oro, que son los restos de diablos, al decir del amigo Juan del autor, de que Lucifer tiene cuerpo de oro, algunos peruanos se quejaban del tesoro de oro que había desaparecido durante el gobierno del general San Martín, trasladado para un mejor resguardo por una nave inglesa, especializada en saqueos.



Los diablos de la troica se sentían como en casa, lamentaban la ausencia del fuego pero siempre algo debe faltar, recorrieron las principales Huacas de Lima, San Isidro y Miraflores, ahora los fantasmas eran quienes gozaban del encuentro con sus congéneres que  se podían distinguir por la agitada atmósfera de los abrazos, intentados en  recuerdo de su humanidad, ahora frustrados por imposibles .

jueves, agosto 03, 2017

7.- RUMBO A POTOSÍ

7.- Mochila al hombro, con provisión de yerba mate, yerba buena y peperina, termo lumilagro de chapa que les regaló el hermano del autor, comprado en el año 1963 en el viaje de estudio en el bazar Dos Mundos de Buenos Aires,  valijas prestadas por el pelado, en el taxi de Her Negro Heredia, rumbo al aero club de La Cumbre, donde los vino a buscar un DC 3, de Aerolineas Argentinas, el mismo que durante años cubría el servicio Aeroparque-La Cumbre, cuyo agente era don Mario Micca en La Falda.

El gobierno de la Provincia de Córdoba le proveyó la nave para ser utilizada durante todo el periplo, en la trompa pintada de rojo a la derecha tres burros cordobeses sobre el fuselaje de un comet 4, precedido por un drone atacado por un cóndor.



Refaccionado en la fabrica militar de aviones de Córdoba, tres tripulantes cada uno con su correspondiente paracaídas de pecho, marca  "por la dudas", el del capitan tenía la foto del monumento al gran Capitan Gonzales Fernandes de Córdoba, erigido en la ciudad de Córdoba España, el del piloto que sería ademas mozo de abordo, el de Quinn y el del tercero algo borroso no podía distinguirse, tres sillones chesterfield eran los asientos de los pasajeros.

Al frente de la cabina había una inscripción "korku Ben titremeye", no teman yo tiemblo, escrita en turco en alusión a las bombachas turcas de sus vestimentas y debajo una cita de Gracian

Ven  muerte tan escondida Que no te sienta venir, Porque el placer de morir  No me vuelva a dar la vida

A esta altura ya se sentían inmortales, por lo que leído que fueran los escritos les servían para instruirse en aspectos del ultra  mundo y la vida eterna.

Destino Potosí, Bolivia, non stop, las reservas ya  las había hecho el pelado, en el hotel Carlos V, en la vieja habitación con vista al cerro revestida de madera perfumada que había ocupado el autor con su hijo y de paso preguntaron si no tienen guardado el pijama que el menor dejó olvidado, con respuesta negativa.

En Potosí gran movilización gran, a tres tiempos, reptando unos, rotando otros y volando muchos se dirigieron al hotel a buscar a los argentinos y juntos a recibir a  Evo, para celebrar en conjunto las preces a la Pachamama previa procesión por las  nueve iglesias con  calles revestidas con placas de plata, si bien en esta oportunidad eran de zinc, como se efectuara en tiempo de la colonia precedidos por la diablada de Oruro.



Para describir la fastuosidad del evento el idioma castellano carece de palabras, tampoco es posible transmitir la gritería destemplada de los asistentes, razón por la cual, se ha omitido, pero la profusa imaginación de los lectores podrás llenar el vacío, lo cierto es que la troica se sentía flotando a distancia del piso acompañada por la música del sollozo permanente de Galope.




Ungidos por la diosa, recorrieron la casa de la  moneda, acompañados por Evo, y el museo de los doscientos y tantos minerales extraídos del cerro, agotados fueron a descansar hasta el otro día tomar el bus con destino a la ciudad de Sucre, La Plata, Charcas, Chuquisaca, los distintos nombres con lo que se conoció la ciudad, en una ruta de gigantes cuya atmósfera merece asimilarse para substrato del alma,  a casi cuatro mil metros de altura sobre el nivel del mar, donde se bajan tres mil metros para cruzar un río y volver a subir.